Contratar
Imagen no disponible

Nuevos negocios que se pueden montar desde casa

2016-05-11 00:00:00

Nuevos despachos de abogacía

“El abogado generalista, el despacho unipersonal, sigue teniendo sentido en algunas zonas. Núcleos pequeños. Pero la tendencia es la especialización, que puede venir  cambiando la forma de relacionarte con el cliente, agilizando procesos a través de la tecnología o por precio, siendo más barato”, explica Ignacio Rodríguez.

Marketing para abogados

“La abogacía es un sector maduro en el que establecer diferencias es relativamente sencillo, pero no se hace. Y los pocos que hacen algo llaman la atención. Es, además, un sector en el que se está produciendo una bajada de volumen de negocio, hay muchos abogados y mucha competencia. Una profesión muy fragmentada: cerca de 90.000 empresas prestan servicios jurídicos. Y muchas compiten con precio.
Con rentabilidades bajas. En ese sentido, hay una oportunidad en la consultoría estratégica para ayudarles a comunicar y hacer marca: planes de marketing, acciones de comunicación y eventos en el sector legal”, explica Ignacio Rodríguez. 

Las nuevas asesorías

En los tradicionales mercados de la asesoría en general se están produciendo dos transformaciones fundamentales en estos momentos de recuperación. Uno tiene que ver con un cambio de tendencia de los servicios que externalizan las empresas. “Ya no se hace tanto por criterios puramente económicos. Antes se externalizaba lo que no generaba valor al propio negocio, por un tema de economías de escala. Hoy en día, la externalización está más asociada a la necesidad de dar velocidad a la transformación de un mundo más tradicional al digital. A la necesidad de innovación. Es una externalización más especializada, que normalmente realizan consultoras tecnológicas de pequeño tamaño. Se trata de hacer más ágiles y eficientes trocitos de los procesos de negocio que ya existen”, explica Susana Navarro, de la Comisión de comunicación de la Asociación  Española de Consultoría.

El segundo, por el cada vez mayor volumen de datos. “Las empresas necesitan  mejorar la seguridad, ser más omnicanales, afinar sus procesos de marketing para tener un mayor conocimiento del cliente y sistemas para garantizar la privacidad".

Peritajes informáticos

“Es una oportunidad para profesionales que trabajan el tema de la seguridad, el acceso, el servicio. Una especialización en tecnología que trata de analizar cómo puede fallar un sistema, si puede haber fugas de datos personales, y la forma de evitarlo; hacking ético. Se realiza para conflictos por temas de despidos, tanto para la empresa que despide como para un trabajador que no esté de acuerdo con una sentencia o violaciones de datos, robo de datos”, explica Alfonso González de Lama, miembro de la junta directiva de la Asociación Nacional de Ciberseguridad y Pericia Tecnológica (Ancite).

González de Lama añade: “Es una profesión con mucho futuro porque “una empresa puede pasar la auditoría hoy y pasado mañana no, ya que esto es una evolución continua. Y sí, la mayoría de estos expertos trabajan como freelancers, desde casa y en remoto para clientes de cualquier país. Principalmente, para pymes que operan en Internet”.
 

Fiscalidad internacional

“Es una oportunidad para asesores fiscales que se asocien con un abogado. Porque las operaciones son cada vez más complejas y porque cada vez hay más clientes que exportan”, dice Ignacio Rodríguez.

Recursos humanos
Hay oportunidades, sobre todo, en negocios capaces de crear procesos de selección que ayuden a detectar perfiles que escasean en el mercado como expertos en ciberseguridad, analistas de datos... Perfiles tecnológicos y científicos, en general, que deban ocupar posiciones multidisciplinares. O de sectores en constante transformación y mucha rotación de personal, como la hostelería.

Pero conviene intentar siempre buscar áreas de mejora en los procesos ya existentes. Por ejemplo, Nubelo, especializada en selección de personal para tecnológicas, realiza entrevistas con los profesionales sin que exista previamente un proceso abierto por parte de una empresa. El objetivo es tener detectados antes los perfiles para reducir los tiempos de respuesta al cliente.
 

Emprender en ‘Fintech

Si todavía no sabes bien a qué se refieren estos negocios, toma buena nota porque es uno de los campos que más inversión y atención está generando en el ecosistema emprendedor. Para resumir, cuando se habla de empresas fintech se hace referencia a todo tipo de servicios financieros a través de la tecnología, desde desarrollo de aplicaciones para los bancos, hasta pagos entre particulares, plataformas de financiación alternativa... ¿Que quién está emprendiendo en esta tendencia? Perfiles financieros y de Administración y Dirección de Empresas, además de telecos, informáticos e ingenieros. En definitiva, proyectos que “se pueden emprender sin local físico.

 Las barreras son las de siempre en empresas tech, a las que hay que añadir una regulación más compleja y las relaciones con los bancos. Estas empresas necesitan cuentas bancarias y algunos bancos, sobre todo en España, no quieren ofrecer este servicio”, comenta Philippe Gelis.

¿Que por qué ofrece tantas oportunidades? Porque es un mercado que apenas acaba de despuntar y en el que no son los bancos tradicionales quienes están transformando el sector, sino las startups. Creando nuevos modelos de negocio capaces de sustituir los servicios de la banca tradicional: como las plataformas de préstamos entre particulares tipo Grow-ly o Spotcap. O desarrollando aplicaciones para mejorar los procesos de los servicios tradicionales de la banca (que las grandes entidades financieras están más que dispuestas a financiar).

Formación y eventos

Piensa que no sólo de tecnología viven las fintech. Por ejemplo, viendo la necesidad de explicar al público en general de qué va todo esto, Pablo Blasco ha creado el portal Fintech Spain, con el que “queremos dar a conocer esta cultura y las startups que están trabajando en este segmento. Y no sólo a través de la web, sino también organizando eventos monográficos sobre distinta temática de todo este ecosistema: crowdlending, crowdfunding, banca digital, móviles, wearables...”.

Servicios de pago

Gigantes de la talla de Google, Amazon o Facebook ya están apostando por ellos. Pero también puede haber aportaciones emprendedoras, como el caso de Pety Cash que te contamos en esta página. Y otros ejemplos innovadores como Flywire (antes conocida como Peertransfer), una plataforma que ofrece un método sencillo y rápido para hacer los pagos de estudios internacionales que ya está explorando nuevos verticales: como los pagos de facturas médicas. 


Marketing y comunicación

En un mercado tan maduro y con tanta competencia como es el de la comunicación y el marketing, sigue habiendo oportunidades orientándose a pymes que busquen apoyo para el desarrollo de sus estrategias de comunicación y en redes sociales.

El principal inconveniente de este tipo de clientes es que les cuesta invertir en unos servicios esenciales que ellos siguen viendo como un gasto. Una tarifa plana o el pago por resultados puede ser una buena forma de derribar estas reticencias. Algunas agencias están incluyendo también servicios de formación en redes sociales y SEO, para aquellos emprendedores que prefieren aprender y crear sus propias estrategias online.

Otra alternativa es enfocarse a negocios que necesiten comunicar sí o sí. Como el comercio electrónico o las startups científicas. Los e-commerce por la necesidad de vender. Las startups por la de acaparar la atención para atraer inversores. Como ves, aquí la clave también está en la especialización. Que puede ser por sectores , en conceptos concretos, como las estrategias pop up online y offline que diseña la agencia Better.    

Marketing de contenidos

Cobran fuerza tanto por la necesidad de llegar al consumidor actual con contenidos alejados de la publicidad pura y dura, como por una cuestión de posicionamiento. La calidad de los contenidos pesa cada vez más en el posicionamiento SEO, que ya no se basa únicamente en la repetición de palabras clave. Sin buenos contenidos, las marcas no consiguen llegar a sus audiencias.

Marketing de influencias

Una tendencia que se intenta aprovechar a través de herramientas de escucha social (software semántico, procesamiento de lenguaje natural e inteligencia artificial), aplicadas al marketing, como Oteara. O desarrollando campañas de comunicación creadas para impactar en los influencers, como las de Brandmanic.

Campañas que buscan a blogueros influyentes o youtubers, entre otros, del mundo de la moda, la belleza, el ocio, estilos de vida, etc. para que impulsen sus estrategias de comunicación. Y que hacen que los blogs estén más vivos que nunca. No hay más que ver el boom de blogueras de moda al que estamos asistiendo que se han convertido en estrellas mediáticas por su capacidad de prescripción. Y, por cierto, a las que intentan llegar nuevas agencias especializadas en campañas en redes sociales a través de famosos, como la agencia KA, que ha bautizado sus acciones como Celebrity Endorsement. 
 

E-commerce

Sí, desde casa se pueden montar muchos modelos de e-commerce. Los más obvios, sin duda, los que no precisan mercancía en depósito: los modelos dropshipping. Tiendas online que se encargan de realizar marketing y comunicación para atraer clientes, pero que no cuentan con ningún producto propio. Se nutren del excedente de marketplaces B2B, como Design Shop Illusion y Big Buy, que cuentan con miles de productos para ofrecer a los e-commerces, a quienes también les realizan la preparación de pedidos, el empaquetado, el envío y hasta el soporte postventa. Todo. Algo así como una marca blanca de pequeños comercios electrónicos. A cambio, claro, hay que conseguir clientes. En definitiva, un modelo perfecto para quienes tengan buenos conocimientos de SEO y marketing online.  
   
Otra alternativa son modelos basados en productos que ocupan poco espacio, muchos de ellos artesanales, como Little Hannah, especializada en washi tape (papelería china) o stikets. Buenas pruebas de que lo ideal para triunfar es tener una especialización. Si es algo inventado por ti y muy útil, como stikets, la cosa puede ir muy muy bien: facturan 700.000 euros vendiendo etiquetas. Y empezaron en casa.

Fuente: www.emprendedores.com
Volver a blog

Usamos cookies. Si continuas, aceptas el uso de cookies. Más información

Acepto