Contratar
Imagen no disponible

Cómo optimizar tus campañas de email marketing.

2016-05-19 00:00:00
1. Define métricas

¿Cuál es el índice que indica el éxito o no de una campaña? Este es el mayor reto al que se enfrentan las empresas a la hora de medir resultados. Sin unos objetivos claros y asequibles, los resultados son solamente números, por ello, el primer paso debería ser ese; establecer unos objetivos claros e intentar alcanzarlos mediante la optimización.

Antes de enviar el primer email, hay que decidir también qué parámetros constituirán nuestros indicativos de éxito. Por supuesto, el objetivo global es obtener una mayor conversión, sin embargo (y especialmente para productos y servicios con ciclos de conversión largos) el éxito puede ser también mantener los leads calientes hasta el momento definitivo de conversión. En este supuesto, por ejemplo, el objetivo será que los usuarios abran nuestros emails para que la imagen de la empresa perdure en sus memorias hasta que estén listos para finalizar la compra.

Sin embargo y de forma general, podemos definir una serie de estadísticas básicas que es fundamental medir y comparar de forma regular:
 
  • Entregabilidad %
  • Ratio de Apertura %
  • Tasa de conversión respecto al clic %
  • Tasa de conversión respecto a la apertura %
  • Tasa de conversión respecto a los emails enviados %
  • Clics respecto a la apertura %
  • Clics respecto a los enviados %

2. Testeos veraces y confiables

Los test A/B permiten detectar áreas de oportunidad en nuestras campañas de email re-engagement. Pero, ¿qué aspectos debemos testear?
En realidad casi cualquier variable de una campaña puede ser testeada y optimizada, pero como referencia, te recomendamos comenzar con los siguientes aspectos en los que notarás resultados más impactantes:
 
  • Asunto – Longitud, tono, contenido, personalización… ¿La apertura aumenta cuando se cita el nombre del usuario? ¿Es mejor utilizar una pregunta? ¿De tú o de usted? Prueba con estas variables para hacer tus test.
 
  • Vista previa – La información que aparece en la vista previa de las bandejas de entrada es otra de las variables a testear, ya que puede determinar la apertura o no del email.
 
  • Diseño de la maqueta – Encabezado, Call to actions, imágenes, product feeds, alineación del texto, etc. Cada elemento suma a la conversión y testear te ayudará a saber qué debes cambiar para maximizar la conversión.

​El siguiente reto es asegurar que cualquier test realizado ofrece resultados fiables. Un test A/B correctamente interpretado puede ser nuestro chaleco salvavidas en una campaña o puede terminar de hundirla si no se analiza correctamente. Falsos positivos, o estadísticas inconsistentes pueden llevarnos a interpretar erróneamente, por ello ten en cuenta este checklist para analizar la veracidad de tus resultados:
 
  • Testea una variable cada vez.
  • Asegúrate de que el tamaño de la muestra es estadísticamente válido.
  • Envía el test en un periodo de tiempo apropiado.
  • Ten en cuenta posibles variables externas cuando evalúes los resultados obtenidos.
  • Artículo original extraído del blog de Ve Interactive UK.

 
Fuente: http://www.veinteractive.com/

Volver a blog

Usamos cookies. Si continuas, aceptas el uso de cookies. Más información

Acepto