Contratar
Imagen no disponible

Facebook vs Youtube: ¿Dónde debo subir mis vídeos?

Anónimo

2016-05-20 00:00:00
Youtube es la principal plataforma a la hora de subir vídeos y crear contenido visual, no obstante, Facebook cada vez causa más impacto en este sentido, por lo cual nos nace una pregunta: ¿por cuál deberíamos decantarnos a la hora de subir videos? ¿Facebook o Youtube? ¿Sólo una de ellas o ambas?

Comenzamos señalando las ventajas que ofrece Youtube, entre ellas:

1. Tráfico orgánico:

Es el rey indiscutible del formato vídeo y el segundo buscador del mundo por detrás de Google, su propietario.

A diferencia del vídeo en Facebook, al contenido de Youtube se puede acceder no sólo desde la plataforma sino también desde una búsqueda manual en Google.

Lo anterior implica un abanico de público potencial mucho más amplio que en Facebook, donde el vídeo sólo abarcaría a fans, amigos de esos fans, y amigos de todos los que compartan dichos videos.

Un vídeo en YouTube se difunde fácilmente, compartiéndolo tanto en el mismo Facebook como en Twitter, LinkedIn o cualquier red social.

2. Monetización:

Facebook ha anunciado públicamente que piensa incluir la opción de ganar dinero con los vídeos, pero lo cierto es que hoy por hoy la opción de monetización sólo la permite YouTube.
Debemos tener este factor muy en cuenta, puesto que si subes contenido regularmente y te siguen muchos usuarios, puedes sacar un buen pellizco al mes con la publicidad.

3. Durabilidad:

Incluso años después de subirse, un vídeo en YouTube siempre va a seguir accesible a menos de que el propietario lo bloquee o elimine.

No obstante, un video alojado en Facebook no tarda en perderse entre nuevas publicaciones y acceder a él pasado un tiempo es muy fastidioso, aunque Facebook está incluyendo listas de reproducciones en las páginas de empresas.

En lo que respecta a Facebook, posee las siguientes ventajas:


1. Modo Autoplay:

Para reproducir un vídeo de YouTube que ha sido compartido en Facebook hay que clicar en “play”. En cambio, los vídeos de Facebook funcionan en modo autoplay, lo que quiere decir que empiezan a reproducirse sin que el usuario haya hecho nada.
Esto marca diferencia, a pesar de ser un detalle pequeño, pues ocasiona que el contenido sea visto sí o sí y que llame más la atención.

2. Mayor tasa de interacción:

Los videos subidos directamente a Facebook consiguen una mayor cantidad de comentarios, quizás por lo comentado en el punto anterior.

Es justamente lo que buscamos, generar una respuesta a partir de haber lanzado nuestro estímulo. Conseguir el famoso engagement, la implicación de los usuarios, que haya gente hablando de nosotros.

Por algo las subidas directas de vídeo a Facebook ya superan las incrustaciones de vídeos alojados en YouTube.

3. Sacar provecho del algoritmo:

Facebook recompensa la subida de videos originales desde hace tiempo, puesto que sabe que el video es la modalidad de contenido más popular de la red.
Por esto es por lo que ha incluido la opción de Facebook Video Ad en sus anuncios, ofreciendo todas las estadísticas como hace YouTube.


Entonces, ¿Con cuál me quedo?

Lo mejor para tu estrategia de Video Marketing es la presencia tanto en YouTube como en Facebook.

No se te ocurra bajo ningún concepto duplicar contenido. Debes diversificar qué tipo de contenido vas a potenciar en cada red social.

Orienta tu actividad en YouTube para aquellos contenidos de mayor duración o seriedad, es una buena opción, aquellos que tengan un tono institucional o quieras mantener accesibles porque consideras de gran valor.

Por otro lado, orienta los vídeos de Facebook hacia pequeñas cuestiones, como consejos rápidos, testimonios de clientes satisfechos o mostrar un poco el día a día de la empresa.


Fuente: www.visualservice.es
Volver a blog

Usamos cookies. Si continuas, aceptas el uso de cookies. Más información

Acepto