Contratar
Imagen no disponible

Cómo crear una tienda online gratis en 5 pasos

2017-11-08 00:00:00
Según los últimos datos publicados, el consumidor español se ha adaptado perfectamente al modelo de compra online, está bien formado y ya ha perdido el miedo a realizar compras ya sea desde el smartphone, ordenador o tablet. No hay diferencia de sexo y sin duda prefieren la comodidad y la rapidez de pedir online y que se les envíe el producto sin salir de casa ni recorrer las tiendas en su búsqueda.

Por ello, ha llegado el momento de aprovechar esta tendencia y abrirte un hueco en el mercado online para que tú también te beneficies de las ventajas de vender en internet. Pero, como todo, no se trata de llegar y pegar. Hay que seguir una serie de pasos para sentar las bases de tu negocio y comenzar a recibir pedidos lo antes posible.

1. ELIGE TU PLATAFORMA DE COMERCIO ELECTRÓNICO.

Una vez que conoces el producto que vas a comercializar, lo primero es elegir una plataforma de comercio electrónico que sea fácil e intuitiva, y optimizada para buscadores para que tus productos se muestren con más facilidad.

Una vez que lo tengas definido, podrás elegir tu dominio y alojamiento, así como crear un correo corporativo donde recibirás los pedidos de la tienda online, además de poder emplearlo para comunicarte con los clientes.

Ten en cuenta que el dominio será el escaparate principal de la web, por lo que te recomendamos apostar por un nombre y dominio de marca que contenga por lo menos una de las palabras clave por las que te quieras enfocar. Aunque también puedes optar por seleccionar un nombre original y diferenciador. 

2. CONFIGURA TU DISEÑO
 
Si ya tienes tu logotipo diseñado, lo ideal es crear tu tienda online acorde al mismo. Puedes optar por confeccionar tu mismo la web en cuanto a disposición y colores corporativos, o bien, encargar un diseño personalizado y diferenciador, pero siempre siguiendo la línea corporativa, de manera que tu público te reconozca fálcilmente.

En este sentido, opta siempre por tonalidades basadas en el producto y lo que quieres transmitir.

3. INTRODUCE TUS PRODUCTOS
 
Una vez que has creado tu tienda online acorde a tus preferencias, viene la parte más importante: insertar los productos.

Para ello, es primordial tener bien diferenciadas previamente las secciones, familias y subfamilias en el caso que corresponda, de manera que la navegación por la plataforma sea lo más rápida para el usuario y que, en pocos clicks, pueda acceder al artículo que está buscando.

Una vez que lo tengamos definido, insertaremos cada uno de nuestros productos. Ten en cuenta el nombre del producto y la descripción del mismo. Hazle sentir con tus palabras cómo es y qué percibirá cuando lo tenga en sus manos. Además de facilitar todas las características técnicas para que el usuario de la web tenga toda la información disponible.
 
4. ELIGE LA FORMA DE COBRO
 
Existen muchas formas de pago dentro de las plataformas de comercio electrónico. Las más comunes son las siguientes:

- Transferencia bancaria: Con este método el usuario deberá realizar una transferencia bancaria desde su cuenta corriente. Es un mecanismo que no almacena información del usuario, lo que trasmite seguridad. Eso sí, deberemos esperar a recibir el importe antes de realizar el envío.

-  Pago con tarjeta de crédito (TPV Virtual): La tarjeta de crédito es una de las formas de pago electrónico más utilizadas. Al comprar por Internet mediante la tarjeta de crédito el usuario deberá indicar el número de la tarjeta, la fecha de caducidad, el código de seguridad (CVV) que figura en el dorso de la propia tarjeta.

-  Paypal: La ventaja de este pago estriba en que no hay que introducir todos los datos cada vez que se quiera comprar algo. De esta forma tanto tú como el usuario, emplearéis un servidor seguro y simplemente tendréis que insertar el correo electrónico asociado al servicio.

- Contrareembolso: Con este sistema el usuario se asegura de recibir la compra antes de pagar, lo cual ya es importante. La principal desventaja del pago a contrareembolso en las compras online para el comprador son las comisiones que llevan asociadas.

 
5. INTRODUCE LOS GASTOS DE ENVÍO
 
Tienes numerosas opciones para fijar los gastos de envío en tu nueva tienda online. Puedes optar por ofrecer envíos gratis en todos los pedidos, envíos sin coste para compras superiores a cierta cantidad, o directamente cobrar según la tarifa que te dé la empresa de logística.

En este sentido es importante negociar bien con tu compañía de transporte cada una de las tarifas dependiendo de la zona de envío, para intentar ahorrar costes.

Una vez que tengas estos 5 puntos tratados, ¡ya estás preparado para comenzar a vender en internet! Recuerda compartir tus publicaciones y productos en redes sociales, así como apoyarte en campañas de emailing para fidelizar a tus clientes y conseguir nuevos potenciales.

Y ya sabes, si estás pensando en crear tu e-commerce en Linkasoft tenemos la herramienta perfecta para que crear tu tienda online GRATIS.
 

 
Volver a blog

Usamos cookies. Si continuas, aceptas el uso de cookies. Más información

Acepto